Información Opinión Toda la información del deporte Suplementos Servicios Ocio Ver todos los especiales Clasificados Shopping EL PAÍS Blogs/Participacion EL PAÍS
 Domingo 15.05.2011, 13:47 hs l Montevideo, Uruguay
Vota por esta noticia:
Desinteresa/No aporta Común/Importa poco  Interesante  Muy Interesante  Excelente/Gran aporte
  Total de votos:
Desinteresa/NoComún/ImportaInteresanteMuyExcelente/Gran 12 votos
Comentarios: 0  | escuchar nota |  | achicar texto |  | agrandar texto |  | enviar nota |  | imprimir nota |

Domingo

"El cine nacional está en estado delicado"

Se lo ve contento con el film que dirigió. También con el rodaje junto a Natalia Oreiro. Daniel Hendler habla tranquilo, pero es crítico cuando se refiere a la valoración del cine, y de cómo se ve al gobierno de Mujica desde la vecina orilla.

¿Te interesa esta noticia?

MAGDALENA HERRERA | BUENOS AIRES

Ni lo intentes, el hombre sólo da notas cuando está por estrenar. Además, no habla de nada que no sea cine". Primer error: una llamada bastó para que Daniel Hendler, 35 años, aceptara la entrevista. Segundo error: el actor uruguayo, radicado en Argentina, casado con la directora de cine Ana Katz, dos hijos, se explayó sobre cine y arte, claro está, pero también se refirió a su vida, a la política, a la "tinellización" de la tevé argentina y nacional, a los escándalos mediáticos, entre otros. Por supuesto que se lo observa más interesado cuando las preguntas lo llevan hacia su arista artística. Hablar de lo que es tema de gran parte de las revistas del corazón parece aburrirle. Y sobre política tiene su punto de vista. Similar situación se produjo con otros artistas vecinos. Se mostraron sin divismos (incluso los llamados divos, valga la redundancia) y respetuosos de los horarios.

Pero el protagonista hoy es el actor, director y guionista Daniel Hendler, quien logró pisar fuerte en el cine, el teatro y la televisión argentinos, luego de varias incursiones en el medio nacional como en el elogiado film 25 watts. El martes pasado, a las 11 de la mañana, en las cercanías del porteño Parque Centenario, el taxista dice: "Ah, ahora sí lo reconozco, es el de la publicidad de Telefónica". Hendler espera.

-¿Le molestaba que la popularidad se la otorgara un comercial, cuando venía trabajando hacía tiempo?

-Sí, me daba miedo que la gente no se olvide de esa publicidad y quedar demasiado pegado. Pero la cosa se reencauzó bien. Ahora, en cambio, me gusta cuando me recuerdan a Walter, aquel personaje.

-¿Dudó en hacerlo?

-Sí. Al principio lo rechacé, pero tuve suerte que el director estaba convencido de que tenía que ser yo e insistió al cliente. Si no, me hubieran descartado al primer prurito.

-¿Tenía pruritos en tevé también?

-Al principio me costó, de paranoico nomás. Pero no fue nada grave, la pasé bastante bien. Además, la posibilidad de tener un trabajo fijo, con horarios y sueldo, me resulta saludable.

Edificar personajes. Hoy no existen dudas sobre la vocación, pasión y talento de Daniel Hendler. Pero a los 18 años los intereses del actor no lograban definirse entre la actuación, la arquitectura (cursó cinco años de facultad) y la música. "El esposo de mi madre, Pocho, es arquitecto y al conocerlo me fasciné con ese mundo. Pero la vocación de actor medio artista ya estaba ahí metida y me fue ganando", explica.

-¿Esos años en Arquitectura se perdieron o le sirvió para su carrera?

-El estudio de una metodología de diseño es importante para la formación de un actor. Y, en particular, en la arquitectura, el proceso de construir edificios tiene que ver con el de construir personajes. Lo que sí perdí fue el trabajo en las rifas de arquitectura, ya que a último momento no pude hacer el viaje.

-¿Sintió temor o presión cuando decidió dejar Arquitectura por algo que no es tan valorado socialmente?

-No, porque recién dejé la arquitectura cuando no tenía más tiempo para ir a facultad, ya estaba viviendo de la actuación y produciendo cosas en teatro. Además, aunque estudiaba "una profesión", no me tenía tanta fe. En mi familia hay otros arquitectos, como mi hermano, que siempre me parecieron arquitectos de verdad. Yo, en cambio, me sentía un farsante.

-Y con la música, ¿farsante o frustrado?

-No tenía suficiente disciplina. En las muestras de fin de año quedaba claro que no estaba progresando. Pero me costaba dejar las clases porque le tenía mucho afecto a mi profesor, Julio Vallejo, un gran guitarrista y excelente persona. Así fue que continué como ocho años, aunque sabía que no era lo mío.

naturaleza humana. Estudió arte dramático, formó parte primero de obras aisladas y luego integró elencos como, por ejemplo, el del Circular. Recuerda sus inicios en las tablas no sin mencionar Acapara el 522. "Nos divertimos mucho haciendo las obras con el grupo y extraño hacer teatro con ellos. Acá en Buenos Aires no está la línea 522 pero me pasa que veo una chapa de auto con ese número y me emociono".

A los 23 años, cuando comenzó a trabajar en largometrajes, y se pudo ir a vivir solo, decidió dedicarse por completo a la actuación.

-¿Y a qué edad se dio cuenta que ese iba a ser su único sustento?

-No sé. Todavía siento temor de no poder vivir de esto toda la vida. Me cuesta verme de viejito en un set. Pienso en variantes para ganarme la vida. Hace poco tuve el honor de trabajar con Federico Luppi, que ya es un hombre mayor, y admiré su paciencia para esperar y convivir con todos los mocosos que estábamos alrededor. Yo dudo que pueda llegar a mayor con esa sabiduría.

-Tanto su esposa como usted son artistas. Quizás uno de sus hijos elija seguir esas carreras. A un ser tan importante, ¿cuáles le diría que son los pros y contras?

-No voy a estimular a mis hijos a que sean actores pero si lo terminan siendo, no sé, encontrarán sus propios pros y contras. Para mí, la contra principal, además de lo afectivamente desequilibrados que solemos ser los actores, es que se depende mucho de factores externos a uno; si te llaman para trabajar, si gustás o no. No se puede prever nada, y hay que considerar cosas odiosas como la difusión y la popularidad. A favor, bueno, que es un oficio muy lindo que te obliga a pensar constantemente en las personas y en la naturaleza humana.

-En entrevistas se muestra con ironía y sarcasmo. ¿Por qué?

-¿Yo? Es un mecanismo de defensa frente a la prensa, supongo. Pero trato de no serlo.

-¿Dolor, nostalgia o alegría cuando recuerda 25 watts? ¿Cómo marcó al cine local?

-Me es difícil ver cómo 25 watts cambió la historia, sobre todo cuando veo que hoy el cine nacional -o, mejor dicho, la senda que buena parte de la opinión parece querer apuntalar en el cine nacional- se encuentra en un estado delicado. Parecía que con 25 watts se abría una puerta a la búsqueda de lenguajes propios y, si bien en el exterior están valorando mucho nuestro cine más autoral, a nivel local parece que fue una ilusión pasajera. Actualmente, cuando una película tiene el foco puesto en la mala imitación de algunas recetas de afuera, se festeja la buena intención, y se escuchan cosas como "así vale la pena que se haga cine en Uruguay". Hay carencias en las políticas de distribución y exhibición, y el ICAU, con todo el trabajo que viene haciendo, todavía no toma un rol preponderante. He escuchado a un exhibidor uruguayo diciendo a viva voz que el cine nacional debería proyectarse en salas separadas, construidas para tal fin, lo que revelaría que el mercado no necesita o no quiere arriesgar nada en pos de que el público elija, al menos de vez en cuando, el cine nacional.

-¿Qué le viene a la mente cuando se diferencia el cine comercial y el independiente?

-No tengo nada en contra del cine comercial, pero en esa comparación, cuando quedan polarizados, obviamente prefiero el independiente, o sea el cine que no depende de las ventas y de la taquilla, y por lo tanto crea su propio universo con libertad, sin buscar fórmulas.

-Acaba de terminar de rodar Mi primera boda, una comedia que protagoniza con Natalia Oreiro. ¿Qué puede adelantar?

-Parece ser muy divertida, todavía no vi el armado. La historia se desarrolla durante una boda, en la que el novio -que interpreto yo- se manda un par de macanas importantes y la novia -que interpreta Oreiro- lo quiere matar.

-Dicen que Oreiro no es una persona fácil de trabajar. ¿Es así? ¿Y Hendler como es?

-Fue muy ameno. Ella es muy profesional y obsesiva, y eso hace que el trabajo sea en general más fácil e interesante. ¿Yo fácil? Supongo que sí, bastante.

nervios. Él mismo se confiesa un matero casi obsesivo, pero no más que otros uruguayos. ¿Traslada allí la ansiedad de los estrenos? "Sí, me pone siempre muy nervioso. Con lo del mate, el único problema es que tomo yerba La Abuelita que acá en Buenos Aires no se consigue, entonces tengo que traerme de Montevideo varios kilos cada vez que voy".

-Si se pone a pensar en el día de estreno de una película, una obra de teatro o una tira de tevé, ¿en cuál está más nervioso?

-Lo que más disfruto es cuando sucede en una pantalla porque el trabajo está hecho y mis nervios no influyen en la actuación. Pero ahora ando con muchas ganas de hacer teatro. El tiempo de ensayo, el crecimiento en cada función y enfrentarse al público cada noche son cosas que el cine, con todo lo lindo que es, no sustituye.

-Fase 7 es una película extraña. ¿Qué le vio de antemano?

-Fase 7 está bárbara. Me gustó mucho el guión y quería trabajar con el director, Nicolás Goldbart. Cuando leo un guión generalmente me doy cuenta si quiero o no actuar, y tiene que ver con las ganas de ser parte del universo que plantea el director. En el caso de Fase 7 se produjo una química de inmediato.

-¿Cambió su forma de componer un personaje luego de estar del otro lado del mostrador como director de Norberto apenas tarde?

-La manera de trabajar siempre va cambiando un poco cuando pasa el tiempo, pero lo de dirigir, no sé, puede ser que me haya contenido de volverme un actor insoportable.

-¿Cómo viene Norberto... en Argentina?

-Estoy muy contento. Se acaba de estrenar en el Festival Internacional de Buenos Aires y ganó una mención especial Signis. La recepción de la película estuvo buenísima. Este año estará en salas. Aunque tiene una coproducción minoritaria, en Argentina la ven como radicalmente uruguaya.

-Ya terminó el rodaje de Mi primera boda, ¿qué viene ahora?

-Voy a trabajar en una película brasileña de Phillipe Barcinsky, que se llama Entre valles y montañas, y luego es probable que participe en una obra de teatro en Buenos Aires.

-¿Está escribiendo algún guión? ¿En qué género le gustaría incursionar?

-Apenas un borrador. Pero no pienso en ningún género específico cuando empiezo a escribir. Surge una idea, un personaje o un diálogo, y empiezo a ver de qué se trata y a dónde me puede llevar.

-Llega Woody Allen a la Argentina y pide para ver tres trabajos suyos. ¿Cuáles les mostraría?

-Tendría que mostrarle las últimas películas porque ya no me parezco tanto a aquel jovencito de 25 watts y El abrazo partido. Pero si viniera a la Argentina o a Uruguay, más que mostrarle mis trabajos, lo seguiría para intentar sacarme una foto con él.

etiquetasEtiquetas: nacional - cine - actor - trabajar - hendler - 
Vota por esta noticia:
Desinteresa/No aporta Común/Importa poco  Interesante  Muy Interesante  Excelente/Gran aporte
  Total de votos:
Desinteresa/NoComún/ImportaInteresanteMuyExcelente/Gran 12 votos
Comentarios: 0  | escuchar nota |  | achicar texto |  | agrandar texto |  | enviar nota |  | imprimir nota |
  • Comparte
  • Corrige y Comenta
  • Participa
  • Comentarios: 0
    Procesando.. Procesando..
     Comentar la noticia Escribe tu comentario
    Usuario:Solo usuarios registrados pueden comentar y/o denunciar.
    Mantenga y vigile el nivel de debate y recuerde que nuestras Normas de Participación implican obligaciones y responsabilidades.
    Contraseña:
     l enviar lRegistrarse | Olvidé mi contraseña
     
    Escribe tu comentario
    Si usted considera que se ha incurrido agravios o no se respeta el reglamento de esta sección, puede DENUNCIAR al autor.
    En ese caso, automáticamente ese mensaje desaparece y es enviado al correo del Administrador de Foros/Comentarios. El Administrador puede avalar su decisión o discrepar con ella, en cuyo caso el mensaje es restituido.
    Se advierte que la reiteración de violaciones al reglamento, tanto como la reiteración de Denuncias injustificadas, pueden determinar que el usuario sea borrado del registro, perdiendo sus privilegios por seis meses. El País Digital se reserva el derecho de editar los mensajes que usted envíe a los efectos de su mejor comprensión por otros usuarios.
    Comentario:
    Maximo caractéres: 600 ( restan:
    600
    )
    {:arrow} {:biggrin} {:confused} {:cool} {cry} {:eek} {:evil} {:exclaim} {:idea} {:mad} {:mrgreen} {:neutral} {:question} {:razz} {:redface} {:rolleyes} {:sad} {:smile} {:surprised} {:twisted} {:wink}

    Ingrese el código que aparece en la foto.
    Noticias en portada
    Cuando madre, y padre, es una sola
    :: Domingo ::
    Cuando madre, y padre, es una sola
    Por causas del destino o por decisión propia, con ayuda o no, muchas mujeres afrontan solas la crianza de sus hijos, entre miedos, sueños y mucho orgullo.
    Los nerds dominan el mundo
    :: Domingo ::
    Los nerds dominan el mundo
    Nerd: "Planteamiento que designa a un estereotipo de persona abocada completamente al estudio y la labor científica, informática e intelectual hasta el punto de mostrar desinterés por las actividades sociales, físicas y ..
    Seinfeld ahora está en línea
    :: Domingo ::
    Seinfeld ahora está en línea
    El humorista, protagonista durante 9 años de la sit-com más exitosa de EE.UU. e ícono del stand-up, lanzó su sitio web oficial, que recopila todos sus trabajos.
    Hasta las piedras festejan
    :: Domingo ::
    Hasta las piedras festejan
    En Las Piedras todo ocurre en mayo. El Hipódromo Municipal de la ciudad se inauguró un mayo de hace 70 años. La piedra fundamental del Liceo N° 1 se colocó en mayo del año 47.
    El embajador de los alimentos
    :: Domingo ::
    El embajador de los alimentos
    José Andrés acaba de ganar el "Oscar" de la cocina estadounidense. Allegado a la Casa Blanca e impulsor de ayuda humanitaria, destaca el papel político de la comida.
    Schwarzenegger retorna al cine
    :: Domingo ::
    Schwarzenegger retorna al cine
    Como en su famosa línea en Terminator, el ex gobernador de California anuncia su inminente vuelta a Hollywood. Este regreso debe, o debería, ser "por lo alto".
    FOTOS DE LA NOTICIA