Inicio   l    Último Momento   l   Edición Impresa   l   Ediciones anteriores   l   Mi registro   l   Contacto
Poner EL PAIS como página de inicioPoner EL PAIS como favorito
Sábado 18.04.2009, 07:57 hs l Montevideo, Uruguay
Vota por esta noticia:
Desinteresa/No aporta Común/Importa poco  Interesante  Muy Interesante  Excelente/Gran aporte
  Total de votos:
Desinteresa/NoComún/ImportaInteresanteMuyExcelente/Gran 5 votos
Comentarios: 0  | escuchar nota |  | achicar texto |  | agrandar texto |  | enviar nota |  | imprimir nota |
 

Que Pasa

Deshonestidad académica

El plagio preocupa cada vez más a las instituciones universitarias

Si hubiese un decálogo académico, el primer mandamiento seguramente sería "no copiarás". Pero enseguida vendría el mandato: "No recortarás de internet y pegarás en tu trabajo como si nada".

El acceso cada vez mayor a la red genera costumbres poco compatibles con una tradición que valora la originalidad y el reconocimiento al trabajo ajeno como pocas. Uruguay, por supuesto, no es una excepción a esta tendencia.

Ayer concluyó en la Universidad Católica la primera Semana de Reflexión sobre Honestidad Académica. Y en la Universidad de Montevideo (UM), la dirección redactó por primera vez una carta para docentes y alumnos sobre la importancia del rigor en la cita y el reconocimiento al trabajo ajeno. Estas primeras medidas específicamente dedicadas al tema de la honestidad académica son indicios de que el "ctrl-c" y "ctrl-v" -los comandos más comunes para copiar un texto de un documento y pegarlo en otro- ya son parte esencial del arsenal del estudiante universitario.

Representantes de los centros académicos recién mencionados no dieron cifras sobre lo recurrente de este fenómeno -alegaron no tenerlas- pero sí coincidieron en que la transgresión a las normas es un vicio que los estudiantes arrastran de la educación Secundaria, indistintamente si el alumno acudió a un liceo público o privado, como explicó Rosario Queirolo, de la carrera de Comunicación en la UM.

Las autoridades de Secundaria tienen problemas más acuciantes que el plagio -como la violencia que se da entre estudiantes- pero no desconocen este otro. El mes pasado El País informaba sobre los talleres que se realizaron en el Liceo N° 3 de Maldonado, donde se constató que la gran mayoría de los estudiantes no consideraba que el plagio era un delito.

"Este es un tema que atañe a todas las universidades", dice Cecilia Zaffaroni de la Universidad Católica. "A veces las infracciones son por ignorancia. Están acostumbrados a hacer sus trabajos en el liceo apoyados cada vez más de internet y a menudo no están plenamente conscientes de cómo se manejan este tipo de cosas. Otras veces, claro está, es algo premeditado".

En la Universidad de la República, el encargado de los contactos con la prensa, Juan Queijo, dijo que actualmente no se está abordando este problema de manera específica, pero que el tema está siempre presente. La Universidad ORT no aportó datos para esta nota.

La gran villana parece ser, cuándo no, internet. "Antes al menos tenían que tomarse el trabajo de tipear palabra por palabra el texto a copiar", dice Queirolo. La red no sólo habilita el "recorte y pegue" sino que también cuenta con sitios que incluso facilitan aún más el plagio, como www.monografias.com, que ofrece monografías enteras sobre todo tipo de asignaturas, lo que permite que el estudiante las baje, les haga unas mínimas modificaciones y las presente bajo nombre propio. Pero claro: cualquier docente medianamente ducho en la búsqueda avanzada a través del motor más popular de la red, Google, puede detectar la falta.

Pero los haraganes -con algo de dinero para pagar por su haraganería- seguramente se relamen ante la posibilidad de pronto contar con versiones en castellano de las "usinas de ensayos" (essay mills, en inglés), un fenómeno que preocupa cada vez más a las universidades de Estados Unidos: uno realiza un encargo con unos pocos comandos en el mouse y por un precio que puede ir desde los tres a los 40 dólares por página, obtiene un trabajo académico especialmente redactado, lo que hace mucho más difícil de detectar la transgresión a la honestidad en los claustros del saber.

 ¿Encontraste algún error? Comentar esta noticia« volver  
Vota por esta noticia:
Desinteresa/No aporta Común/Importa poco  Interesante  Muy Interesante  Excelente/Gran aporte
  Total de votos:
Desinteresa/NoComún/ImportaInteresanteMuyExcelente/Gran 5 votos
Comentarios: 0  | escuchar nota |  | achicar texto |  | agrandar texto |  | enviar nota |  | imprimir nota |
Compartir:



ASISTENCIA AL USUARIO 2903 1986

CLASIFICADOS | SHOPPING EL PAIS | REDACCION IMPRESAREDACCION DIGITAL | PUBLICIDAD IMPRESAPUBLICIDAD DIGITAL Zelmar Michelini 1287, piso 5, CP.11100, Montevideo, Uruguay | Copyright ® EL PAIS S.A. 1918-2010