Viernes | 02.03.2007
Montevideo, Uruguay | 19:08
 El Empresario
Más económicas que el ómnibus y más cómodas que la bici, las motos muestran cifras record
Negocio en dos ruedas
El mercado de motos explota en el medio local, con un total de 82.900 unidades importadas y una facturación que pisa los U$S 45 millones

POR GASTÓN PÉRGOLA | gpergola@elpais.com.uy

Las hay de todo tipo y color. Se ven a la salida de un súper, en la puerta de un video, estacionadas frente a un liceo o en una plaza. Se utilizan para trabajar, ir al trabajo, o simplemente para pasear. Más de medio millón de motos manejadas por adolescentes, jóvenes, mayores y hasta abuelos, sin importar el sexo ni la condición económica, copan a diario las calles, una realidad que se percibe pero tiene su correlato numérico.

Con una facturación anual (2006) que alcanzó los U$S 45 millones y un total de 82.900 unidades importadas, cifra récord en la historia del país según aseguran sus principales importadores, el negocio de las motos está que explota en Uruguay.

A fines de 2005, según datos estadísticos elaborados de la Dirección Nacional de Transporte del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), el parque de motos en Uruguay llegó a 473.967 unidades, a las que se deben sumar las importadas el año pasado, lo que supera el medio millón, aproximándose así al parque de autos y camionetas (518.404 en 2005).

En el interior del país el parque total de motos en 2005 superó al de autos y camionetas, con una diferencia de 85.170 unidades, según los mismos datos manejados por Transporte, registrándose en el interior 421.418 motos frente a 336.248 autos y camionetas. Canelones es el departamento con más cantidad de motocicletas y ciclomotores (84.188), seguido de Montevideo (52.548), Maldonado (47.579) y Colonia (36.219).

Pero, ¿a qué se debe este crecimiento? ¿Cuáles son los factores que permiten duplicar las ventas de motocicletas año tras año? El precio de la unidad, el ahorro de combustible, el bajo costo de mantenimiento y la variedad de modelos son algunas de las razones que llevan al consumidor local a optar por este medio, que a mediano y largo plazo parece resultarle más económico que el ómnibus y más cómodo que la bicicleta.

RELACIÓN COSTO-BENEFICIO. Sin duda que la moto resulta atractiva para el bolsillo del potencial cliente, transformándose en una alternativa económicamente ventajosa en relación con el gasto mensual de boletos. El dinero que una persona gasta en transporte colectivo durante dos años, con un promedio de 40 boletos por mes ($ 600), le alcanza para comprar una motocicleta.

Fabián Rozenblum, director de Motociclo, que comercializa la marca Winner, dijo a El Empresario que la más económica de la marca cuesta aproximadamente U$S 499 y la más cara puede alcanzar los U$S 2.000. Entre esas dos franjas existe un abanico cuyo precio dependerá de las cilindradas y modelos. El volumen grueso de ventas se lo llevan las motocicletas que se encuentran entre los U$S 550 y U$S 900. Las más vendidas por Motociclo son las llamadas motos "de calle" con sus modelos Fair, 4TC o Street, con 110 cc, a un precio de U$S 799.

El notorio descenso en el precio de las unidades ha sido producto de la creciente importación de vehículos desde China e India, cuyo costo es hasta tres veces más bajo que las fabricadas en Japón, con el agregado de que tienen buenas expectativas de rendimiento y garantía.

A su vez, permanentemente ingresan al país una cantidad de modelos nuevos, que resultan atractivos a la vista. Entre ellos se encuentra el popular "scooter", cuyas ventas ya no son tan representativas en el mercado local. Actualmente, la imagen del "scooter" intenta posicionarse como moto utilitaria.

Otro modelo cuyas ventas vienen en aumento son las "enduro" deportivas (U$S 1.000), que sin embargo se usan como motos de calle.

Otro aspecto que motiva la compra es el bajo consumo por litro de combustible que insume una motocicleta. Con un litro de nafta pueden recorrerse entre 40 y 50 kilómetros. A 28 pesos el litro, el gasto es menor de lo que cuestan dos boletos de ómnibus. Además, presenta un bajo costo de mantenimiento a diferencia de un automóvil, por el que se gasta entre 600 y 800 pesos mensuales.

En Montevideo, el empadronamiento no tiene costo alguno y los trámites no parecen ser complicados: carta de Aduana o provisoria con datos del vehículo y formulario de empadronamiento firmado por la empresa importadora. Una libreta de conducir ronda los 500 pesos.

El aumento constante de los precios del combustible llevó a que la moto fuera tenida en cuenta como medio de transporte utilitario. "Mucha gente que usaba auto no pudo aguantar el aumento de combustible y optó por un medio de transporte más barato y rentable, como la moto", dijo Rozenblum. A su vez, la reactivación de la economía en los últimos cuatro años, luego de la dura crisis de 2002, modificó la calidad de vida de muchos uruguayos, que optaron por cambiar su bicicleta por una moto.

Las alternativas de financiación también amplifican las posibilidades de compra. Los bancos no presentan grandes planes y las autorizaciones para la habilitación del préstamo son lentas. Sin embargo, las propias casas de venta aceptan tarjetas de crédito, que permiten el pago en hasta 24 cuotas de 35 dólares ($ 875), 30 pesos más de lo que pagaría una persona en gastos de boletos por mes. A su vez, muchos compradores optan por pagar una mitad en efectivo y la otra mitad financiada en cuotas, para alivianar los gastos.

Pero no todo es color de rosa. Una de las contras a la hora de comprar la moto es la sensación de inseguridad que representa la posibilidad de salir gravemente herido en un accidente de tránsito. En el año 2006 se registraron sólo en rutas nacionales 253 accidentes con motos. De este total 26 fueron fatales, según datos de Policía Caminera. Otro aspecto negativo para muchos es el uso del casco, sobre todo en el interior del país, donde ya se propuso derogar la ley de obligatoriedad del mismo. En el mercado se comercializan cinco tipos de cascos. El más barato cuesta $ 200 y el más caro puede cotizarse en más de $ 5.500. Los jóvenes y adultos jóvenes son el grupo de personas que más frecuentemente comete infracciones y participa de accidentes.

Miles de multas se aplican mensualmente por falta de casco y demás infracciones. En Montevideo se facturan 1.455 multas por mes, en Salto y Colonia llegan a 1.200, en Rivera a 600, en San José 200 y 1.400 en Canelones. Cada Unidad Reajustable (UR) cuesta $ 273,42, y la multa por no usar casco promedia entre 1 y 3 UR.

Por otro lado, la venta de motos usadas se encuentra deprimida, en función de los buenos precios que tienen las motos nuevas.

A priori, podría decirse que la moto es un producto de verano y que llegado el invierno debería producirse una merma en las ventas, pero en los últimos años ese no fue un factor significativo. "Tradicionalmente hay una baja todos los años que se da durante el invierno, pero el año pasado no se notó por la gran cantidad de ventas", reconoció el director de Motociclo.

REPARTIENDO LA TORTA. Ninguna de las empresas que comercializa motos en Uruguay realiza la etapa de ensamblaje y fabricación, lo que quiere decir que el 100% de las unidades se importan desde países como China (90%), India (9%), Japón y Brasil (1%). En la mayoría de los casos la moto se trae en un 90% armada, y una vez que llega al país se ajustan detalles, como la colocación de caños de escape, manubrio y rueda delantera.

Más del 70% del negocio se lo reparten Deceleste y Motociclo, siendo los principales importadores del mercado. De las 82.900 unidades ingresadas en 2006, el 42% pertenece a Deceleste (35.000 unidades), 34% a Motociclo (28.000 unidades), 9.6% a Erosil (7.500 unidades), 4.7 a Binze (3950) y el 9.7 restante corresponde a varios importadores pequeños.

La empresa líder del mercado, Deceleste, comercializa Yumbo, Hero Puch, y Baccio. Motociclo maneja la marca Winner y Erosil importa Yasuki y Honda, esta última de origen japonés. El mercado de motos japonesas es reducido, ya que sus precios son más elevados, en comparación con las provenientes de China, y por lo general apuntan a un público "exquisito", que busca motos más potentes.

Durante 2006 se duplicó el volumen de importación del año anterior. El Empresario intentó contactarse con la empresa Deceleste para que diera su visión sobre el fenómeno, pero desde la dirección de la empresa arguyó que por resolución del Directorio, solamente se podía brindar información reservada al Estado o bancos con los que trabaja la firma.

El director de Motociclo, en cambio, manifestó a El Empresario que este año se superaron todos los récords tanto en la importación como en las ventas. "No es normal esta cifra de mercado. Hablamos de un récord absoluto en la importación y venta de motos en el Uruguay. No se cuánto va a durar", expresó Rozenblum, con tono dubitativo. Como perspectivas para el año entrante el empresario no se animó a pronosticar un resultado. "Me preocupa mucho la reforma tributaria, no sabemos cómo va a afectar al bolsillo de los potenciales clientes", manifestó. Además, agregó como otro aspecto negativo el surgimiento de importadores oportunistas, que no son del rubro, pero importan pequeñas partidas que terminan "casi regalándolas".

DE TODAS PARTES. En los últimos años el perfil del consumidor de motocicletas ha ido variando. De ser un medio de recreación se fue transformando en un medio de transporte utilitario. En un principio se asociaba al típico motoquero con un estilo de vida particular, cuyo vehículo formaba parte de su personalidad, basada en el atractivo de vivir la sensación "de libertad" que proporciona este medio. No existe condición social, y desde todos los niveles económicos se llega a consumir este producto. En Uruguay la mayoría de los clientes optan por motos económicas para utilizarlas como medio de transporte hacia el trabajo, o inclusive para trabajar con ella. Un aspecto que los importadores han notado es el considerable aumento de mujeres que conducen motos. Este cambio se debe a que los modelos fabricados en el último tiempo son de fácil manejo y livianos.

 Utilidades
Imprimir
Enviar
Títulos
Ranking
Tamaño
 ASISTENCIA AL USUARIO | 903 1986  ..........................................................................................
 CLASIFICADOS | 400 2141 - 131  SHOPPING EL PAIS | 903 1986
 REDACCION IMPRESA | 902 0115  REDACCION DIGITAL | 902 0115 int 440
 PUBLICIDAD IMPRESA | 902 3061  PUBLICIDAD DIGITAL | 900 2338
Zelmar Michelini 1287, piso 4, CP. 11100, Montevideo, Uruguay | Copyright © EL PAIS S.A. 1918-2006
Miembro de GDA, Grupo de Diarios de América
Powered by ANTELDATA
Medición de Tráfico
Certifica.com