Jueves 27.12.2012, 13:25 hs | Montevideo, Uruguay.

Activar lengüetas



 
 
4 5 17 17
Vota por esta Noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 17 votos
Comentarios: 0

RUBEN LOZA AGUERREBERE

Nacido en Minas el 7 de enero de 1899, Juan José Morosoli se matriculó cuando tenía ocho años en la escuela número 1, "Artigas", conocida también como la "escuela de varones".

Dos años después dejó de concurrir a clase. En el libro de matrícula de la escuela se lee: "Abandona la Escuela para trabajar". Esos dos años fueron toda su docencia disciplinada. Lo demás, al decir de Santiago Dossetti, "una percepción desordenada y anárquica, casi angustiosa".

En agosto de 1909, con motivo de la inauguración de las obras del Puerto de Montevideo, Morosoli participó en un concurso de composiciones sobre "El juramento de la Constitución". Obtuvo el primer premio. Ello le dio derecho a asistir a las fiestas de inauguración, integrando oficialmente una delegación de autoridades de Lavalleja. Aquella fue su primera visita a Montevideo, y permaneció largamente en su memoria.

El primer trabajo de Morosoli fue el de mandadero de la librería de su tío César Porrini. Nada nos impide pensar que en aquella librería, en los momentos de ocio, nació su vocación por la literatura. Unos años más tarde se instaló al frente del "Café Suizo". No tardó en convertirse en una suerte de cenáculo del pueblo, con sus tertulias. Y allí nació el periódico "El Departamento", donde escribió con el seudónimo de "Pepe".

Pero vamos al escritor. Visitar o revisitar a Morosoli es "pasar una mano por el lomo del pasado", como diría Azorín. Con él llega un tiempo que se fue, un tiempo que no conocimos, que a través de su prosa desnuda se derrama sobre nuestro espíritu. Morosoli muestra la aventura terrestre del hombre y realiza la transfiguración estética del terruño. Su tierra fue el escenario de sus creaciones. Baste recordar el espléndido relato "Los albañiles de Los Tapes", la novela autobiográfica "Muchachos", pasando por el cuento "El viaje hacia el mar" (que terminó en el cine, y de esta versión, hace poco tiempo en Madrid, le hablé al cineasta Fernando Trueba). Sentimientos semejantes se perciben en "Hombres y mujeres", en "Vivientes" y "Tierra y tiempo".

Un escritor es original, o no lo es; si lo es, lo es de un modo profundo y simple, tanto que ni él mismo lo sospecha. Morosoli lo era, con su fidelidad a una línea módica, ajeno a las complejas estructuras (aunque sus cuentos tienen sutil línea vertebral) y logrando, como pedía André Gide, decir lo más con lo menos.

Morosoli era un sensitivo; no hay nada que sea solemne y altisonante en sus libros. Cazaba los pequeños detalles como si fueran mariposas clavadas con un alfiler, para recortarlas sobre el fondo gigante de la vida. Era un escritor de lupa, que definía lo grande por lo pequeño. No era un coleccionista de rarezas, por el contrario, era un sincero coleccionista de lo cotidiano.

En una ciudad, Minas, y entre dos fechas (1899 y 1957) se define su orbe. Fue un viajero inmóvil, que puso un espejo sobre el mundo en torno. Todo lo observó y describió con pudor y modestia, procurando evocar así la menuda felicidad terrestre. De esa manera, logró pintar el alma de su tiempo. Hizo, en tal sentido, lo mismo que su maestro, Antón Chejov, quien capturó y legó su época. Por eso, Morosoli es un clásico. Debemos recordarlo. El sábado se cumplen 55 años de su adiós a todos.

El País Digital

Clic en botón Play
para escuchar
la noticia

Te recomendamos las siguentes noticias

    Otras noticias de Editorial

    Comparte     Corrige y comenta
     
    El deporte llega a las playas
    :: Último Momento ::
    El deporte llega a las playas

    A lo largo de la costa serán instaladas canchas de vóleibol y fútbol, una escuela de natación, remo y canotaje. También habrá actividades especiales para adultos mayores ..

    Escribe tu comentario
    [x] CANCELAR
    Invitado
    Maximo caractéres: 600 (restan: 600)  
    Ingrese el código siguiente:

    {:arrow} {:biggrin} {:confused} {:cool} {cry} {:eek} {:evil} {:exclaim} {:idea} {:mad} {:mrgreen} {:neutral} {:question} {:razz} {:redface} {:rolleyes} {:sad} {:smile} {:surprised} {:twisted} {:wink}
    Ir al inicio