Montevideo: claro  l  Temp:17ºC  l  Ampliar pronóstico
Inicio   l    Ultimo Momento   l   Edición Matutina   l   Ediciones anteriores   l   Mi registro   l   Contacto
Martes 21.04.2009, 01:38 hs l Montevideo, Uruguay
Vota por esta noticia:
Desinteresa/No aporta Común/Importa poco  Interesante  Muy Interesante  Excelente/Gran aporte
  Total de votos:
Desinteresa/NoComún/ImportaInteresanteMuyExcelente/Gran 18 votos
Comentarios: 0  | escuchar nota |  | achicar texto |  | agrandar texto |  | enviar nota |  | imprimir nota |
 

Ciudades


INTERNET

Una gran feria donde se ofrece hasta matar

Internet. Hay avisos que ofrecen servicios sexuales, ayuda a víctimas de magia y contratación de sicarios que dicen operar en Uruguay La Policía investiga anuncios de asesinos a sueldo | El anuncio por sí solo no constituiría delito, dice abogado

D. FRIEDMANN Y R. ROSSELLO

La oferta de avisos en portales de Internet es tan variada como insólita: desde servicios sexuales, pasando por magia de todos los colores, a asesinos a sueldo. No se trata de sicarios extranjeros, firman sus anuncios desde Buceo, Barrio Sur o Toledo.

"Si tienes varios síntomas de esta lista podrías tener magia negra o estar sufriendo un ataque psíquico". "¿Tu pareja se fue? ¿Te han abandonado sin motivos? ¿Hay una tercera persona entrometida?". "No siga perdiendo tiempo ni dinero, yo le ofrezco soluciones definitivas y resultados concretos". "Divertido, Sensual, Exótico. Ideal para tu fiesta y Despedida de Fin de año! Ahora por primera vez aquí puede disfrutar del Body Sushi...".

Estos son algunos ejemplos de la gran feria en la red. Hay varios dominios en Uruguay que publican avisos clasificados gratuitos. En general deslindan responsabilidades acerca de los contenidos.

"Nuestro sitio al igual que todos los sitios de avisos que hay en el mercado, apunta a dar un servicio gratuito a la comunidad en general", explicaron desde el sitio evisos.com.uy.

"Todos tenemos moderadores que autorizan la publicación de los mismos, puede ser que alguna vez se pueda pasar algún aviso por error, pero para eso habitualmente, nuestros usuarios nos avisan y les damos de baja en el sitio", agregaron.

En algunos casos -la mayoría- la advertencia parece superlativa. Por ejemplo, para el propietario que ofrece intercambiar casas de veraneo, él tiene en la Costa de Oro y la cambia por alguien que tenga una en la costa de Maldonado.

"Soluciono tus problemas con mis conocimientos en magia africana: Vudú africano, Macumba, Santería Cubana. También utilizo Magia Roja", ofrece otro para quien guste probar.

Parece, en cambio, más necesaria la advertencia cuando se ingresa al rubro de servicios sexuales, casi infinito. "Acompañante masajista caribeña para extranjeros en Montevideo", firma "Camila Caribeña".

Las cosas se vuelven más oscuras, en cambio, cuando alguien ofrece sus servicios de "asesino profesional".

matar a pedido. "Servicios profesionales para todo tipo de cliente (personas o instituciones), todo tipo de trabajos en todo el mundo (professional cleaning), acabe con sus enemigos y obtenga la tranquilidad que tanto busca", señala el mensaje, que dice estar datado en Toledo Chico.

El mismo anuncio aparece al menos cuatro veces, desde enero a la fecha, en uno de los dominios punto uy. La última actualización del anuncio fue el 4 de abril pasado.

Esto no pasó inadvertido para la Policía. Fuentes consultadas por El País informaron que desde hace varios días un equipo especializado del Departamento de Delitos Complejos viene recabando información e investiga el tema. Si bien los investigadores policiales son más bien escépticos en cuanto a la veracidad del aviso -esto es: que efectivamente se ofrezca un servicio de "asesino a sueldo" por Internet-, dada la gravedad aparente del anuncio se resolvió iniciar investigaciones "de oficio".

Los especialistas en Derecho Penal admiten que la sola existencia del aviso no configura, por sí mismo, un delito (ver nota aparte). Sin embargo sus implicancias han despertado preocupación.

"Hay todo un problema en cuanto a los contenidos en la red. Muchos dominios operan, por ejemplo, desde servidores remotos. Si por ejemplo están ubicados en Estados Unidos, allá hay leyes muy severas y se persiguen si violan alguna normativa", comentó José Luis López, un experto en seguridad informática.

"Habría que pensar en algún tipo de reglamentación, aunque hay muchos sitios que de entrada prohíben ciertas cosas, como vender drogas, alimentos o animales", señaló por su parte Álvaro Lamé, presidente de la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información.

"Así como la Policía persigue la pornografía infantil, debería perseguir este tipo de cosas. Se me ocurre que puede arreglarse con pocos recursos, por ejemplo poner un número telefónico o un sitio en Internet donde la gente pueda denunciar este tipo de cosas", indicó Lamé.

El universo virtual ofrece todo, hasta lo prohibido. Hasta professional cleaning que ponen precio a su gatillo.

Las cifras

41% de los uruguayos es usuario de Internet, según encuesta presentada en marzo por Grupo Radar. Equivale a 1.340.000 personas.

12% de los encuestados aseguró que usa Internet para buscar información de interés personal. E mails y chateo son los otros usos.

Pesquisas, arrestos y condenas en el mundo

Se ofrecen en Internet para matar a quien el cliente quiera. Que sea de otro país no es para ellos un problema. Los asesinos a sueldo contratados por Internet son tomados cada vez más en serio por las autoridades policiales y judiciales de varios países europeos y latinoamericanos. Y algunos casos ya llegaron hasta los estrados judiciales.

En Francia, por ejemplo, un joven médico fue detenido después que lo denunciara a la Policía el "asesino a sueldo" que había contratado por Internet. El hombre quería "eliminar" al nuevo novio de una compañera de trabajo, que acababa de romper con él una relación sentimental.

Llegó a un acuerdo con un sicario que debía asesinar al hombre. Pero a último momento el matador se arrepintió y lo denunció a la Policía.

En Estados Unidos, en tanto, una mujer fue arrestada por haber buscado un asesino profesional en un servicio de anuncios por Internet.

Tres hombres que buscaban trabajo a través de la web encontraron un anuncio que buscaba un colaborador "freelance". La mujer pidió a dos de las personas que respondieron a su anuncio que "erradicaran" a la esposa de su amante, a quien identificó con nombre, edad y lugar de trabajo. Dijo buscar a un "asesino silencioso" y estar dispuesta a pagar US$ 5.000. "Esta es una propuesta seria", sostuvo en uno de los correos electrónicos.

Los hombres no sólo no aceptaron el ofrecimiento sino que la denunciaron ante la Policía. La mujer fue condenada a 12 años y 7 meses de prisión.

En España, una investigación periodística comprobó que un asesino a sueldo contratado a través de Internet cobra hasta 20.000 euros. "Sicarios colombianos a su servicio. No se ensucie las manos, nosotros lo hacemos por usted. Desaparición o eliminación. Trabajos garantizados", señala uno de los anuncios.

Por 5.000 euros garantizan un trabajo "bien hecho". Dicen que no cobran anticipos y que solamente recogen el dinero cuando el trabajo está terminado. Ello, dicen fuentes policiales, es señal de que están acostumbrados a ese tipo de encargos contratados desde la web.

Una reportera española se hizo pasar por una mujer que no quiere que su ex marido la moleste y fue citada por el hombre en una ciudad de la costa para afinar detalles. Además, le consultaron si quería darle "un susto" o directamente matarle.

En Dinamarca, en tanto, la Policía había iniciado una investigación y pedido la colaboración del FBI ante un anuncio publicado en la web donde un hombre quería contratar a otro para que matase a dos de sus familiares. Pagaba US$ 3.000.

Mientras, en México, se investiga la proliferación de este tipo de anuncios por Internet, donde se ofrecen sicarios desde US$ 6.000. Los carteles de narcotraficantes buscan reclutar asesinos fuera de fronteras. Algunos se ofrecen como "discretos". Otros resaltan su experiencia y garantizan plazos de ejecución.

Sicarios y narcos, una mezcla que aumenta

La aparición del "sicariato" en Uruguay ha tenido varios ejemplos trágicos y concretos. Tal vez el caso más sonado fue el de la contadora Claudia Pereira, que fue víctima de tres intentos de asesinato, al menos uno a manos de "asesinos a sueldo".

El año pasado el jefe de la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas (Dgrtid), Julio Guarteche, lanzó la primera advertencia sobre lo que estaba ocurriendo. "Hay varias cosas que nos preocupan y que estamos empezando a ver en este país: el aumento del sicariato...", indicó en abril de 2008.

"Desde nuestra experiencia, en el mundillo del narcotráfico es algo que viene pasando desde hace tiempo y hay, lamentablemente, muchos casos registrados. Esto sigue ocurriendo, tenemos casos pendientes de resolver por ejemplo en Paysandú, donde tuvimos el enfrentamiento de dos bandas que recurrieron a estos sicarios. Todavía hay dos personas desaparecidas y continuamos investigando", dijo el inspector Guarteche al ser consultado nuevamente por El País en torno al tema.

El jefe de la Policía Antidrogas agregó que hay una larga lista de casos en los que, personas vinculadas al narcotráfico, recurren a asesinos pagos para eliminar o atentar contra sus competidores.

"Muchos de estos casos salen a luz como ajustes de cuentas", agregó.

En países donde el uso de sicarios por parte de organizaciones de narcotraficantes, como en México o Colombia, se ha hecho extendido, también comenzó a multiplicarse el empleo de esta peculiar "mano de obra" para intereses particulares. Los comandos conocidos como "Los Zetas" venden sus servicios mercenarios para todo fin, a modo de ejemplo.

¿Publicitar sicarios en la web es ilegal?

Colocar un aviso en Internet con el ofrecimiento de "asesinos a sueldo" no constituye "en primera instancia un delito" para el abogado Pablo Donnangelo. "No hay instigación a delinquir. Simplemente, un ofrecimiento de un servicio ilegal, contrario a Derecho", opinó.

"El aviso en sí mismo jurídicamente no encaja en una figura delictiva. Si ese aviso va acompañado de otra conducta, ahí estaríamos hablando de incitación para delinquir", agregó.

Para Donnangelo, la situación sería totalmente distinta si el aviso dijera: "Mato a los judíos. Brindo ese servicio gratuitamente" o "Mato a los homosexuales". Anuncios de ese tipo, consideró, están comprendidos en la incitación al odio. El ar- tículo 149 del Código Penal indica: "El que públicamente o mediante cualquier medio apto para su difusión pública incitare al odio, al desprecio, o a cualquier forma de violencia moral o física contra una o más personas en razón del color de su piel, su raza, religión u origen nacional o étnico, será castigado con tres a dieciocho meses de prisión".

En tanto, el fiscal Enrique Moller señaló que el servicio que se ofrece, "dar muerte a una persona", es "completamente ilegal". "El tema sería estudiar en profundidad si ello configura algún delito o no", señaló. "Por ahora es nada más que un ofrecimiento. Puede ser el acto preparatorio de un delito, pero es un ofrecimiento muy genérico", agregó el abogado.

Para Moller un anuncio de estas características merece "sin dudas" ser investigado por la Policía.

En el Derecho Penal se rige por el principio de legalidad donde los actos punibles deben encuadrar exactamente en la figura penal (delito) del que se trate, tanto la acción como el sujeto que la comete.

El País Digital

 ¿Encontraste algún error? Comentar esta noticia« volver  
Vota por esta noticia:
Desinteresa/No aporta Común/Importa poco  Interesante  Muy Interesante  Excelente/Gran aporte
  Total de votos:
Desinteresa/NoComún/ImportaInteresanteMuyExcelente/Gran 18 votos
Comentarios: 0  | escuchar nota |  | achicar texto |  | agrandar texto |  | enviar nota |  | imprimir nota |
Compartir:

No salgas a la calle
sin saber de qué se habla...

ASISTENCIA AL USUARIO 903 1986
CLASIFICADOS 400 2141 - 131 | SHOPPING EL PAIS 903 1986
REDACCION IMPRESA 902 0115 | REDACCION DIGITAL 902 0115 int 440 | PUBLICIDAD IMPRESA 902 3061 | PUBLICIDAD DIGITAL 900 2338
Zelmar Michelini 1287, piso 5, CP.11100, Montevideo, Uruguay | Copyright © EL PAIS S.A. 1918-2014