Montevideo: llovizna fuerte  l  Temp:17ºC  l  Ampliar pronóstico
Inicio   l    Ultimo Momento   l   Edición Matutina   l   Ediciones anteriores   l   Mi registro   l   Contacto
Domingo 22.02.2009, 00:53 hs l Montevideo, Uruguay
Vota por esta noticia:
Desinteresa/No aporta Común/Importa poco  Interesante  Muy Interesante  Excelente/Gran aporte
  Total de votos:
Desinteresa/NoComún/ImportaInteresanteMuyExcelente/Gran 5 votos
Comentarios: 29  | escuchar nota |  | achicar texto |  | agrandar texto |  | enviar nota |  | imprimir nota |
 

Ciudades

Perdidos entre los números de puerta

Calles de Montevideo. La Intendencia regularizará la numeración en 370 vías Comienza en abril con bulevar Batlle y Ordóñez Vecinos tendrán 90 días para cambiar su chapa o serán multados

ANA PAIS

Óscar Guajardo tiene dos chapas en su puerta: el 5484 bis de "Propios" y el 6108 de "bulevar Batlle y Ordóñez", mientras que enfrente hay números como el 4739. En la misma calle, Ricardo Fernández vive casa por medio a su chapa gemela: el 3347.

Bulevar José Batlle y Ordóñez (ex Propios), uno de los ejes de Montevideo, fue elegido por la Intendencia para empezar a regularizar la numeración de los inmuebles de unas 370 calles de la capital. Errores en la secuencia, repeticiones y doble o hasta triple numeración por padrón son los problemas a solucionar en este primer cambio masivo, explica Jorge Vidal, funcionario de Nomenclatura y Numeración. El encargado del sector, Daniel Corpas, está de licencia.

A partir de abril el municipio notificará a los vecinos su nuevo número de puerta y les dará 90 días para cambiar el de la fachada. De lo contrario, deberán pagar una multa de 10 unidades reajustables ($ 3.888). Cada persona deberá comunicar su nueva dirección a servicios públicos y privados si pretende que la correspondencia siga llegando a su domicilio.

Batlle y Ordóñez, además de la discontinuidad, tiene en la mayoría de los inmuebles más de una placa debido a un proceso de regularización que se inició hace años, pero que nunca se terminó, cuenta Vidal.

Uno de los números corresponde al antiguo nombre y el otro al actual, que si bien lleva más de 40 años en el nomenclator, los montevideanos lo usan con tanta frecuencia como Propios.

Esta calle va a ser la única en la que la Intendencia va a exigir que retiren la chapa vieja de inmediato. Al resto, "vamos a decirle como línea general que puede dejar ambas durante los 90 días porque si no, nadie va a encontrar las direcciones y sería un caos. Traería más problemas que soluciones. Pero culminado este proceso, vamos a hacer un nuevo relevamiento y a exigir la colocación", dice el funcionario municipal.

Guajardo muestra una factura de Casa de Galicia para Batlle y Ordóñez 5484 que no le pertenece. "Es el número de mi puerta, pero debe estar repetido. Anduve preguntando en la cuadra si alguien conocía a la persona, pero no la pude encontrar. ¿Cómo hago para entregársela y que no tenga que pagar recargo?", se pregunta.

El artista y docente lleva viviendo 30 años sobre el bulevar y está acostumbrado a ejercer de guía para los conductores: "A veces te preguntan por una dirección que está 10 cuadras para atrás. Es una vergüenza".

A Batlle y Ordóñez le seguirán bulevar Artigas, Rivera, avenida Italia y camino Carrasco, para luego pasar a barrios como Malvín, Carrasco y Cerrito de la Victoria, que según Vidal, tienen "serios problemas".

Y estos problemas derivan en otros: facturas o citaciones que nunca llegan, taxis que dan vueltas en vano en días de lluvia, o peor, ambulancias o patrulleros que demoran en encontrar el lugar ante una emergencia. "Se han dado situaciones de corte de luz por existir padrones con el mismo número en distintas cuadras", cuenta Vidal.

Para Óscar Dourado, presidente de la Patronal del Taxi, "es un inconveniente permanente en el trabajo. La diferencia es muy grande y a veces hay que recorrer tres o cuatro cuadras para encontrar un número que debería ser correlativo".

En estas situaciones la peor impresión se la llevan los turistas, en particular los argentinos, que acostumbrados a ciudades como Buenos Aires con una numeración que va de 50 en 50 por cuadra, se molestan por el "paseo", cuenta Dourado. "Uno siempre intenta que el cliente se quede conforme. Siendo consciente que la demora fue superior y que cayeron fichas de más, es preferible descontarlas que discutir con el pasajero", explica.

De todos modos, Dourado aclara que "los años de estar a diario 12 horas atrás del volante hacen que uno se familiarice con estos inconvenientes. Los taxistas conocemos hasta los pozos de Montevideo".

En El Correo sucede algo similar: "Tenemos un equipo de carteros profesionales, que tienen un relevamiento hecho de las calles con numeraciones complicadas o caóticas", explica Juan Carlos López, gerente del área de Distribución. Montevideo está dividido en 12 zonas postales, que a su vez se subdividen en diferentes radios. Para que puedan ordenar los repartos, a los carteros nuevos o suplentes se les pasa un listado y mapas actualizados con los aportes del Servicio de Geomática de la Intendencia.

De hecho, para marzo El Correo y la comuna tienen arreglada una reunión para conversar sobre este plan de adecuación de los números de puerta, dice López. Vidal agrega que se juntarán con otros organismos que también se basan en los mapas del municipio, como el Poder Judicial, OSE y UTE.

DIGITAL. Cuando no hay tiempo para buscar una dirección en un mapa o un listado, algunas instituciones optan por invertir en softwares especiales, como es el caso de la Policía.

El Ministerio del Interior compró a una empresa china un nuevo sistema que estará en funcionamiento en la segunda mitad del año que posee mapas virtuales de todo el país. Ante una llamada al 911, por ejemplo, el software no sólo ubica el lugar donde se encuentra la persona, sino también dónde se encuentra el patrullero más cercano, cuenta el asesor Enrique Rivero.

Esto dará "mayor precisión en situaciones de emergencia", aunque el actual mecanismo, más basado en la experiencia de los uniformados y la buena voluntad de la gente, "ha traído algún inconveniente, pero nada grave", asegura Rivero.

Quien recibe la denuncia debe obtener en el menor tiempo la mayor cantidad de datos sobre el hecho delictivo, y eso incluye las entrecalles. Según el asesor de la ministra Daisy Tourné, "se complica cuando en diferentes cuadras se repite un mismo número de puerta, pero como se envía a policías de la seccional de la zona que conocen el barrio o a personal de Radio Patrulla, en general no afecta tanto a la tarea".

Por otra parte, el Semm ya está implementando un sistema similar en la central, el cual indica el teléfono de quien llama, la dirección y entrecalles. "Pero después hay que ir hasta ahí", dice el director de la emergencia móvil, Jorge Vidal: "Cuando vas siguiendo el número y no son correlativos, te atrasan la llegada". El médico cuenta que "la gente es muy solidaria" y que "a veces te dicen: `entre tal y tal calle`, o te avisan: `no se guíe por los números`. Incluso salen a la vereda si en esa zona los números están muy relajados".

En base a su experiencia, La Unión y Pocitos en la zona de bulevar Artigas son de las numeraciones más desordenadas. Es más, el Semm que queda sobre esta última calle está a la altura del 864 y al lado está el 970, ejemplifica. Sin embargo, "la peor es Propios, desde la rambla hasta Garzón".

Parado en la puerta de su casa con termo y mate, Emilio Ceria cuenta que una vez tuvo que orientar al chofer de una ambulancia que buscaba una casa de salud por el número de Batlle y Ordóñez, probablemente confundido con un psiquiátrico que tiene una dirección similar si se consideran las chapas de Propios. Entre uno y otro hay más de 10 cuadras.

Por este tipo de inconvenientes, en el protocolo de llamadas de UCM se preguntan las entrecalles y si es un número repetido. "Hay tantos números dobles como salteados", afirma Jorge Díaz, gerente médico de la emergencia móvil. Además, en los casos de emergencias, piden que alguien salga a la puerta a esperar a la ambulancia. De no serlo, sólo vuelven a llamar a la casa para pedir que alguien vaya hasta la vereda cuando demoran en encontrar la dirección.

Aunque la zona Norte de Montevideo como Belvedere y camino Carrasco es donde han notado más inconvenientes, para Díaz encontrar una casa en la Costa de Oro es "dantesco". Y agrega un nuevo problema: leer los números de puerta cuando hay una planta delante de la chapa o no hay luz. "Es horrible dar con una dirección de noche y nadie se preocupa por eso. Quedarán muy lindos los números de bronce sobre ladrillo, pero no se visualizan", explica. Por eso cada vez se ven más taxistas con linternas potentes que permiten iluminar las fachadas sin bajar del vehículo.

ERROR SOBRE ERROR. Hace un año, Ricardo Fernández se mudó a Batlle y Ordóñez 3347, o si se prefiere, Propios 3369. "Cambié en todos lados mis datos para la dirección nueva, entonces todas las boletas me vienen bien. Pero el otro día me llegó una factura de Dedicado que no era para mí. Llamé a la empresa y di mi teléfono para que le avisaran al dueño y me pudiera ubicar, pero no supe más nada", cuenta.

Si bien Fernández hizo todos los trámites de forma correcta, la confusión está latente. Casa de por medio a la suya, debajo de una placa con un número, hay otro pintado sobre la pared: el 3347.

Desde el municipio, Vidal explica que "por distintas circunstancias la gente hace trámites y da una numeración que no está oficializada. Pero cada vez que una persona solicita un servicio, por ejemplo un nuevo contador de OSE, deberían pasar por la Intendencia y corroborar con el mapa oficial". De hecho, últimamente están teniendo muchas consultas del ente porque está adecuando sus cuentas a los números de padrón de la comuna.

Con la implementación del decreto Nº 30.604 de la Junta Departamental de Montevideo en 2004, la Intendencia pasó a ser la única que puede otorgar números de puerta y multar en caso de querer cambiar uno y que el titular se resista como ha pasado, dice Vidal.

En este momento el sector releva datos calle por calle, que luego se ingresan a planos digitales, donde surgen las modificaciones que empezarán a notificarse en abril, pero que abarcarán un largo proceso de cambios. "Esperemos que lo solucionen", opina Horacio Ávila, dueño de la pizzería parrillada Las tres Marías, de Batlle y Ordóñez 5251. "Si el cliente no sabe la esquina, el repartidor siempre termina volviendo con el pedido", cuenta. Es más: cuando ellos mismos olvidan aclarar las entrecalles a los proveedores, terminan llamándolo al otro día para avisarle que no pudieron encontrar el local, ubicado en una vistosa esquina.

Ávila señala que no sólo en la ex Propios hay números salteados y repetidos, sino también en Oliveras, José María Silva y otras de los alrededores. En la guía son fáciles de reconocer por el texto aclaratorio: "La ubicación de los abonados dentro de las entrecalles pudiera no ser correcta por estar salteada o repetida la numeración". En la próxima edición, por lo menos Batlle y Ordóñez, ya no la tendrá.

El decreto que puso la chapa

Según el artículo 1º del decreto Nº 30.604 de la Junta Departamental de Montevideo, los propietarios de inmuebles situados en dicho departamento que no tengan número oficial de puerta, deberán tramitarlo ante la Intendencia.

El artículo 2º establece que "las chapas de numeración se colocarán en el frente del inmueble y deberán ser de un tamaño que permita la clara visualización de los números de puerta desde la vía de tránsito frentista al inmueble".

En el artículo 3º se prohibe "colocar en el frente de los inmuebles chapas de numeración cuyos números no coincidan con la numeración oficial", y fija una multa de 10 unidades reajustables ($ 3.888) a quien incumpla.

Pero el artículo novedoso y fundamental para los cambios a realizarse en el departamento es el 4º. El mismo determina que cuando la Intendencia dispone el cambio de la numeración de puerta de un inmueble, deberá notificarlo a su propietario, quien tendrá 90 días a partir de dicha notificación para modificar el número del frente de su propiedad. Vencido ese plazo, si el dueño no hizo el cambio, será multado con 10 unidades reajustables.

La chapa corre por cuenta de los vecinos

En chapa blanca con números negros y el nombre de la calle abajo, en cerámica con flores y pájaros dibujadas alrededor, pintado sobre la pared o incluso de cartón pegado contra algún vidrio, las formas de indicar la numeración en todo Montevideo son tan variadas como el empeño y gusto de sus propietarios.

La nueva normativa admite "todo tipo de materiales porque la chapa tradicional es carísima", cuenta Jorge Vidal de Nomenclatura y Numeración de la Intendencia de Montevideo.

"Por lo que nosotros hemos podido averiguar, el material más económico es la chapa de acrílico, que cuesta unos $ 140", continúa.

Además, aclara que el no entregar las placas ya impresas a los vecinos fue "una decisión política y no de los funcionarios".

Al preguntarle qué sucedía con aquellos que no podían afrontar este gasto, Vidal responde: "escapa a nosotros", y agrega que "lo que hemos comprobado es que hay un gran interés en el plan por parte de la gente que padece este problema y que va a buscar la forma de solucionarlo".

"En lo posible queremos que la identificación sea correcta, es decir, clara, legible y prolija. El objetivo no es salir a multar, es corregir la numeración, pero en la vida diaria nos encontramos con problemas como gente que se niega a cambiarla porque desde hace 50 años que la tienen. No entienden que si el número está mal, ocasionan problemas a otros", explica el funcionario.

"De la misma forma, una mala identificación puede ocasionar también inconvenientes", dice a El País el funcionario municipal.

Sobre aquellos propietarios que no tienen otra opción más que escribir el número sobre un pedazo de madera o cartón, Vidal afirma que no están contemplados por la normativa y que "con dos o tres lluvias" de todos modos se verían obligados a cambiarlo.

Los inconvenientes del nuevo ordenamiento, entonces, parecen quedar enteramente por cuenta de los vecinos montevideanos.

Testimonios

Salud: "Te avisan: no se guíe por la numeración"

A veces el que llama te dice: `entre tal y tal calle`, o te avisan: `no se guíe por los números`. Incluso salen a la vereda si en esa zona los números están muy relajados. En eso la gente es solidaria".

Vecino: "No me llegó la factura y pagué una multa"

Estaba cerca del pago de la patente del auto, así que fui hasta el Comunal a averiguar. Tuve que pagar $ 1.000 de multa porque se había vencido el día anterior, pero la factura no me llegó".

Empresario: "Repartidores y proveedores se pierden"

Horacio ávila, dueño de la pizzería las tres marías

Si el cliente no sabe la esquina, el repartidor termina volviendo con el pedido. Incluso me he olvidado de decirle la esquina a proveedores y al otro día me llaman porque no me encontraron".

El País Digital

 ¿Encontraste algún error? Comentar esta noticia« volver  
Vota por esta noticia:
Desinteresa/No aporta Común/Importa poco  Interesante  Muy Interesante  Excelente/Gran aporte
  Total de votos:
Desinteresa/NoComún/ImportaInteresanteMuyExcelente/Gran 5 votos
Comentarios: 29  | escuchar nota |  | achicar texto |  | agrandar texto |  | enviar nota |  | imprimir nota |
Compartir:

No salgas a la calle
sin saber de qué se habla...

ASISTENCIA AL USUARIO 903 1986
CLASIFICADOS 400 2141 - 131 | SHOPPING EL PAIS 903 1986
REDACCION IMPRESA 902 0115 | REDACCION DIGITAL 902 0115 int 440 | PUBLICIDAD IMPRESA 902 3061 | PUBLICIDAD DIGITAL 900 2338
Zelmar Michelini 1287, piso 5, CP.11100, Montevideo, Uruguay | Copyright © EL PAIS S.A. 1918-2014