Montevideo: tormentas  l  Temp:15ºC  l  Ampliar pronóstico
Inicio   l    Ultimo Momento   l   Edición Matutina   l   Ediciones anteriores   l   Mi registro   l   Contacto
Lunes 11.05.2009, 04:47 hs l Montevideo, Uruguay
Vota por esta noticia:
Desinteresa/No aporta Común/Importa poco  Interesante  Muy Interesante  Excelente/Gran aporte
  Total de votos:
Desinteresa/NoComún/ImportaInteresanteMuyExcelente/Gran 5 votos
Comentarios: 0  | escuchar nota |  | achicar texto |  | agrandar texto |  | enviar nota |  | imprimir nota |
 

Espectáculos


BUENOS DÍAS

El ofertón

REBAR

Los estimados compañeros de "El Gallito Luis" sabrán perdonarme por esta rapiña: pero, su famosa atracción de cada domingo, calza mejor que ningún otro título para encabezar esta nota.

Hillary Clinton, la "Santa del Salón Oval", que supo tender allí una alfombra al olvido para tapar las manchas de conducta del ocupante del sillón presidencial de la White House, evidenció en la ocasión una fortaleza de espíritu y una grandeza de alma que se aliaron para combatir -y, finalmente, derrotar- a la poderosa invasión de los celos.

El lazo matrimonial de los Clinton parecía, por entonces, indestructible, intocable: marido y mujer rompían sistemáticamente los vales para entrar gratuitamente en las estadísticas de los expertos yanquis, que aseguraban (y últimamente aumentaron las cifras) que en los Estados Unidos de América, "entre el 50 y el 65 por ciento de los hombres, y entre el 45 y el 55 por ciento de las mujeres, tiene una relación extramarital antes de los 40 años".

Todo se consumía en la pareja con edulcorante, hasta que apareció en la Casa Blanca la sombra negra de Mónica Lewinsky, sacando la lengua para burlarse de amores tan puros y enchastrar el prestigio de Bill, usufructuando de una beca para investigar y trabajar cerca del mandatario, beca de la que después se supo que era una pasantía para pasarla muy bien.

Como tantas otras cosas que caen en instancias cruciales, la honestidad moral de Clinton rodó por el suelo: y el timonel de la primera potencia mundial debió explicar su comportamiento; lo hizo exponiendo una personalísima teoría, según la cual los momentos de gozo compartidos con Miss Lewinsky no debían considerarse como un acto sexual. No convenció a muchos, pero al final se aceptó aquello como una novedad, aunque esa calificación era realmente exagerada. Debió hacerse justicia, en tales circunstancias, con algunos predecesores de Bill "el travieso", que supieron demostrar ya en su tiempo, que en materia de sexo no hay nada nuevo bajo el Sol, ni tampoco bajo las sábanas. Sin ir más lejos (aunque sí, hay que ir muy lejos) Thomas Jefferson (antes de fotografiarse para los dólares) tuvo un hijo ilegítimo con Grover Cleveland -una de sus esclavas- concebido al son de la Campana de la Libertad.

Bueno, pues: el caso actual es que Hillary (Secretaria de Estado de Obama) apremiada por las deudas que contrajo durante la propaganda para la frustrada presidencia (casi 2 millones y medio de dólares) lanzó una campaña cuyo premio consiste en pasar un día con su marido: ¡SENSACIONAL OFERTA!... que, sin duda, molivizará a una legión de donantes, predominantemente femeninos, porque supongo que será un día de 24 horas, incluidas las nocturnas. No se me escapa que en este pícaro mundo donde la sexualidad está un tanto distorsionada, habrá muchos varones que se tirarán un lance.

Ojalá la angustiada Hillary tenga suerte, y con esta ingeniosa fórmula pueda quedar al día con sus promotores electorales. ¡Qué creativa!

El País Digital

 ¿Encontraste algún error? Comentar esta noticia« volver  
Vota por esta noticia:
Desinteresa/No aporta Común/Importa poco  Interesante  Muy Interesante  Excelente/Gran aporte
  Total de votos:
Desinteresa/NoComún/ImportaInteresanteMuyExcelente/Gran 5 votos
Comentarios: 0  | escuchar nota |  | achicar texto |  | agrandar texto |  | enviar nota |  | imprimir nota |
Compartir:

No salgas a la calle
sin saber de qué se habla...

ASISTENCIA AL USUARIO 903 1986
CLASIFICADOS 400 2141 - 131 | SHOPPING EL PAIS 903 1986
REDACCION IMPRESA 902 0115 | REDACCION DIGITAL 902 0115 int 440 | PUBLICIDAD IMPRESA 902 3061 | PUBLICIDAD DIGITAL 9020115 int. 184/186
Zelmar Michelini 1287, piso 5, CP.11100, Montevideo, Uruguay | Copyright © EL PAIS S.A. 1918-2014