Domingo 09.03.2008, 06:48 hs. | Montevideo, Uruguay
 
INICIOCONTACTOMI PERFILPUBLICIDADEL PAIS MOVILEL PAIS LEIDOFAVORITOSPAG INICIO
BUSCAR
en
en internet
BUSCADOR AVANZADO
Nacional  | escuchar nota |  | enviar nota |  | imprimir nota |  | agrandar texto |  | achicar texto |

Concubinato: una opción legal más engorrosa que el matrimonio
Trámites. Es más caro que casarse por civil y además requiere de abogado

AGUSTINA NAVARRO

Vivir en pareja sin casarse es una opción que presentaba ciertas dificultades al momento de la separación. La ley de Unión Concubinaria apunta a solucionar esa problemática, pero establece un proceso más complejo y caro que el matrimonio civil.

El ministro del Tribunal de Apelaciones de Familia, Ricardo Pérez Manrique, explicó a El País que una de las principales objeciones que se le hizo desde el inicio a la ley 18.246 es que "para registrar una unión concubinaria hay que promover un proceso ante un Juzgado letrado de familia al que hay que presentarse con abogado y donde hay que denunciar las personas que podrían verse afectadas por la declaración concubinaria, hay que notificarlos por si se oponen y si hubiera oposición hay que tramitar un juicio extraordinario. Para el matrimonio uno simplemente se anota en el registro civil, se publican los edictos, y se hace el matrimonio". Igualmente para terminar la unión hay que promover un procedimiento "ante un juez, con abogado y eventualmente ofrecer pruebas o hacer notificaciones", indicó.

El reconocimiento del concubinato implica determinar la fecha del comienzo de la convivencia así como los bienes que hayan sido adquiridos a expensas del esfuerzo común para determinar las partes constitutivas de la nueva sociedad de bienes. El trámite puede realizarse una vez finalizada la pareja, pues de allí surgirán eventualmente los derechos.

Para legalizar una unión concubinaria, la o las partes deben presentarse ante el juez de Familia con un escrito firmado por un abogado en el que se hace explícita la voluntad de registrar la unión. A continuación se debe cumplir con una serie de requisitos impuesto por la ley. Uno de ellos es el de brindarle al juez los datos de las personas cuyos derechos patrimoniales pueden verse afectados por la unión concubinaria. Por ejemplo: una persona casada, que nunca disolvió su vínculo matrimonial pero vive en concubinato, debe denunciar quién es su cónyuge a los efectos de que sea citada ante el juez y pueda decir si se opone o no a la unión de su pareja. También los hijos u otros familiares cercanos tienen derecho a expresar su opinión. En caso de que haya oposiciones se promoverá un juicio.

Es necesario probar la convivencia ininterrumpida por al menos cinco años, para lo cual se debe recurrir a testigos, documentos firmados por los dos, como alquileres o cuentas bancarias, por ejemplo. "Si hay acuerdo de partes no habría problemas y si se presenta sólo una de las partes se debe citar al otro y el juez decidirá", sostuvo Pérez Manrique.

Para el ministro esta es una ley de "conflicto", pensada para los casos en los que la parte más débil queda desprotegida cuando el otro fallece o se rompe la relación "afectiva de índole sexual, de carácter exclusiva, singular, estable y permanente".

La disolución, salvo en el caso de la muerte, implica también un proceso que lleva tiempo y dinero. La unión concubinaria se disuelve por sentencia judicial, dictada a petición de cualquiera de los concubinos sin necesidad de que justifiquen la causa como en los divorcios, por el fallecimiento de una de las partes, o por la declaración de ausencia. Supone que el juez se pronuncie sobre la tenencia, guarda, pensión alimenticia y visitas de los hijos nacidos de dicha unión. También debe expresarse sobre quién permanecerá en el hogar familiar. "Los concubinos, una vez reconocida la unión, pueden optar por un régimen como si fuera una unión conyugal de bienes gananciales o elegir una separación de bienes, pero igual se generan derechos sucesorios, la posibilidad de reclamos de pensiones alimenticias y hay una serie de derechos vinculados a la seguridad social como el cobro de pensión", explicó el juez.

La decisión de no casarse puede resultar más cara si la pareja opta por registrar su unión concubinaria. El matrimonio civil sólo exige presentarse con 90 días de anticipación, con cuatro testigos y la cédula de identidad. La pareja también debe anotarse para la publicación en el Diario Oficial. El costo total de este trámite apenas supera los $ 200.

La legalización de la unión concubinaria implica un costo más elevado pues el proceso exige que se tramita a través de abogados, a cuyos honorarios hay que agregar los gastos en timbres y la tasa de inscripción en el registro. Si la persona no tiene recursos suficientes puede utilizar un defensor de oficio, pues la falta de dinero no impide que alguien acceda al derecho, pero debe demostrar que no puede pagar el abogado.

Derechos iguales al matrimonio

Para el Ministro del Tribunal de Apelaciones de Familia, Ricardo Pérez Manrique, "lo que la ley está creando con la legalización de las uniones de hecho es una forma familiar que no estaba prevista. Incluso es tan profundo el reconocimiento de derechos derivado de la unión concubinaria que se podría decir que se ha creado un nuevo estado civil". Incluso la ley creó la Sección Uniones Concubinarias en el Registro Nacional de Actos Personales para inscribir los reconocimientos judiciales de concubinato, las constituciones de sociedades de bienes derivadas de este, y los casos de disolución judicial.

Antes, cuando se disolvía una unión o fallecía una de las partes, el sobreviviente sólo podía heredar algo de los que se había logrado en común si iniciaba un juicio para demostrar que durante el período de convivencia uno se había empobrecido en provecho del otro y que en función de eso se le debía reconocer su crédito en dinero por el enriquecimiento, cosa bastante difícil de probar. Ahora, al igual que en los matrimonios, todo lo que ingresa es de los dos.

En lo que tiene que ver con la atención de salud, los derechos de los concubinos se equiparan también a los de un matrimonio y cuando en 2009 se reforme el nuevo sistema tributario incorporando la liquidación por núcleo familiar, las uniones concubinarias aportarán como familia.

Para Pérez Manrique en lo que no se ha avanzado mucho es en los derechos de los hijos de este tipo de uniones, que siguen siendo considerados fuera del matrimonio. La ley 15.855 ya reconocía iguales derechos a los hijos legítimos y naturales.



No salgas a la calle sin ver más►
saber de qué se habla
Ciudades | Cuádruple crimen sacudió a Colonia
Ovación/Deportes | El verdugo está en el Prado
Ovación/Deportes | La fiesta en el "Viera" terminó a los botellazos
Nacional | Proceso del concubinato es más caro que casarse
Nacional | Radicarse es un dolor de cabeza
Ranking de Noticias 
volver arriba
ASISTENCIA AL USUARIO 903 1986
CLASIFICADOS 400 2141 - 131 | SHOPPING EL PAIS 903 1986
REDACCION IMPRESA 902 0115 | REDACCION DIGITAL 902 0115 int 440 | PUBLICIDAD IMPRESA 902 3061 | PUBLICIDAD DIGITAL 900 2338
Zelmar Michelini 1287, piso 4, CP.11100, Montevideo, Uruguay | Copyright © EL PAIS S.A. 1918-2014
Certifica Metric Medición de Tráfico Certifica.com
Powered by ANTELDATA Powered by ANTELDATA
Grupo de Diarios América Miembro de GDA, Grupo de Diarios de America