Lunes 19 de julio de 2004 | Año 86 - Nº 29792
Internet Año 9 - Nº 2903 | Montevideo - Uruguay
Inicio
Suscriptores
Reg. de usuarios
Mis MegaBytes
Correo
Mapa del sitio
 Noticias
Ranking de noticias
Todos los títulos
Editorial
Nacional
Ciudades
Internacional
Economía
Deportes
Espectáculos
Ecos
 Suplementos
Agropecuario
Cultural
DS - Domingos
Di Candia
Economía y Mercado
El Escolar
El Empresario
Paula
Qué pasa
Sábado Show
 Especiales
Terrorismo
Teatro Solis
Petróleo
Crisis energética
Union europea hacia el este
Carnaval
Ver todos
 Servicios
Clasificados
Carteleras
Buscador
Meteorología
Avisos Fúnebres
Titulares por email
Correo
 Canales
Educación
Inversiones
Cocina
Eventos
Teledoce
Metrópolis FM
Aviación
GDA
BBC
Radio Nederland
AutoAnuario
Deutsche Welle
 Producción Digital
Anuarios
América del Sur
La semana en el país
Tiempo libre
Uruguayos
Diarios del mundo
MUVA
Empresariales Digitales
 Participación
Foros
Ecos
Correo
Ajedrez
Postales
  - Deportes
CREACION | NACIO EN YAGUARON Y CRUZABA A RIO BRANCO A LEER "EL PAIS"
Brasil se identifica por la idea de un "bolso"
El creador de la emblemática camiseta del pentacampeón mundial es hincha de Uruguay y de Nacional

PELOTAS | HILTON MESTRE

El diseñador de la famosa e inconfundible camiseta de la selección de fútbol de Brasil, que representa un inequívoco y glorioso símbolo de cualquier deporte brasileño ante los ojos de la gente de todos los rincones del mundo, es un confeso apasionado de Uruguay, empedernido hincha de la "gloriosa celeste" y un fanático "bolso".

"MUFA". Varios motivos coyunturales, pero uno veladamente puntual, como fue la terrible derrota ante Uruguay en Maracaná en 1950, impulsaron poco después de lo que para el fútbol norteño significó una gran y verdadera tragedia, a que la entonces CBD (Confederación Brasileña de Deportes) promoviera, aunque más no fuese por lo que habitualmente se conoce como cábala, o para sacarse la "mufa" que suponía no haber podido ganar aquel Mundial que los norteños habían perseguido y organizado para conquistarlo ellos, un cambio de vestimenta de la selección, para lo que en 1953 se llamó a concurso para diseñar el nuevo uniforme.

A Aldyr García Schlee, joven estudiante de 19 años, originario de Yaguarón, pero residente por aquellos días en la ciudad riograndense de Pelotas, le gustó el desafío. Compró una caja de lápices de colores holandeses y estampó sus ideas en cuanto papel tuviera a mano, sin imaginar que con el tiempo la camiseta por él diseñada sería verdadero referente, no solo del fútbol cinco veces campeón del mundo, sino también símbolo de cuanto triunfo internacional consigue el deporte brasileño.

Recuerda para El País que, respetando los cuatro colores que obligatoriamente debía tener el uniforme, amarillo, azul, verde y blanco, trató de crear una camiseta de un solo color, continuando así con el padrón tradicional de la camiseta que había usado hasta entonces la selección, que era blanca o azul. Finalmente se decidió por una camiseta amarilla con vivos verdes en el cuello y las mangas, pantalón azul con dos rayas blancas, y medias blancas con vivos azules y verdes, que tanta gloria hizo vivir al fútbol más laureado del mundo.

PREMIOS. El 15 de diciembre de 1953, Aldyr fue a la agencia de Varig a buscar el diario que llegaba todos los días por avión y, con inocultable alegría, vio su diseño como ganador del concurso. "Solo yo sabía de eso, ya que apareció el diseño pero el resultado de quien fue el ganador recién lo dirían al otro día, por lo que el festejo fue en solitario".

Aparte del premio en efectivo, el vencedor del concurso ganó también "el valor de un auto popular de hoy día, pasantía por seis meses en el diario "Correio da Manhá" de Rio de Janeiro con hospedaje con pensión completa en hotel de lujo y una butaca en el estadio de Maracaná, como también el derecho a acompañar a la selección hasta en las concentraciones en las Eliminatorias del Mundial del 54, el joven "gaúcho" alcanzó un notorio relieve que se mantiene incólume a lo largo del tiempo.

PUENTE. El hecho de haber nacido y vivido su niñez y adolescencia en la fronteriza ciudad de Yaguarón, "a 200 metros de Uruguay", frente a Río Branco, unido —más que separado— a un montón de costumbres nuestras por el Puente Mauá, y de haber pasado años leyendo cotidianamente El País y escuchando radios uruguayas casi permanentemente, influyó de tal forma en la vida y personalidad de Aldyr García Schlee, que el "inventor" de la camiseta de Brasil se siente "casi uruguayo" merced a la influencia de su cultura, al grado de emocionarse al "ver entrar al campo a la gloriosa celeste" o incluso llorar al escuchar el Himno Nacional uruguayo. Aparte de eso, es "terrible bolsilludo", comparable solamente con los más fanáticos concurrentes a la tribuna Amsterdam.

Gorros y bandas de "la celeste", aparte de una colección de botellas con los logos de los campeonatos olímpicos y mundiales ganados por Uruguay testimonian el tremendo amor a la "gloriosa celeste" de este singular brasileño, que siendo aún jugador de fútbol de mesa, se viste con una camiseta de Nacional y sus chapas lucen las fotos de relevantes jugadores tricolores, a los que identifica con apodos desconocidos para este cronista, como el de "Turco" para Yubert Lemos: "lo de Nacional viene por haberme impactado su juego cuando lo seguía por radio cada vez que cruzaba a Río Branco y por la emoción que sentí cuando lo vi por primera vez en el Estadio Centenario".

Hicieron quemar el original

El creador de la mundialmente famosa y gloriosa "verdeamarelha", confiesa que "en realidad, no hace tanto que me di cuenta de que ese uniforme que surgió de mi idea es el mayor símbolo de Brasil ante el mundo entero", y a la vez se lamenta que "el diseño original fue consumido por el fuego; aunque parezca mentira, con el argumento de que los documentos de más de 5 años de antigüedad deben ser destruidos, la CBF lo quemó junto a miles de papeles hace ya un tiempo".

Escribió libros del Papa en Melo y sobre el Gral. Rivera

En su magnífica residencia —rodeada de un amplio y muy bien cuidado parque, donde aparecen casi con disimulo una gran piscina y una magnífica barbacoa— que está ubicada a unos 12 kilómetros de la populosa ciudad brasileña de Pelotas, de unos 400.000 habitantes, Aldyr García Schlee se dedica ahora a escribir —su otra gran pasión— y a seguir por televisión todos los partidos de fútbol que "me dé el tiempo para ver".

El diseñador de la famosa camiseta de la selección de Brasil también es fervoroso lector y así lo documenta más que gráficamente una espléndida biblioteca con más de 3.000 volúmenes: "tenía 5.000, pero vendí unos cuantos y doné muchos", confiesa sin empacho alguno.

A poco de cumplir 70 años, que no los refleja para nada, Aldyr es hiperactivo, está en continuo movimiento que sólo logra frenar un tanto su esposa Marlene. Profesor jubilado de la Universidad de Pelotas, ha escrito varios libros que se han publicado en distintos países, entre los que refiere con indisimulado orgullo a dos escritos en español: "El día que el Papa fue a Melo" y "Cuentos de Fútbol", estando ya pronto para editar "Don Frutos", que refiere al Gral. Fructuoso Rivera y que también escribió en nuestro idioma.

MONTEVIDEO. Ha sido premiado varias veces en su país natal con "Contos de Sempre", "Una Terra Só" y "Linha Divisoria", entre otros cuentos. Sus libros escritos en español fueron presentados en Montevideo, ante un público "que me sorprendió por la cantidad y calidad". Tradujo al portugués y al español obras de relevantes escritores uruguayos y brasileños, dominando a la perfección nuestro idioma, "aunque no lo hablo".

El primero que se la puso

FLUMINENSE - Aldyr García Schlee conserva aún la foto de Carlyle, que fue un jugador del Fluminense que lució por primera vez el nuevo uniforme de la CBD; "aunque la Nike me lo cambió un poco ", confiesa con más dosis de orgullo que de lamento.

FAMA - Por año vienen a entrevistarme unos 20 periodistas de diarios, revistas, radios y televisión de diversos lugares del mundo, sobre todo antes de los mundiales", dice García Schlee con inocultable rubor que trasunta la sencillez que adorna su persona.


Tel/Fax redacción digital: 900 2338 - Asistencia al usuario: 903 1986
Plaza Cagancha 1356/204, CP. 11100 , Montevideo-Uruguay
Copyright © EL PAIS S.A. 1918-2014
Imprimir
Enviar nota por correo
Todos los titulos
Tamaño del texto