Martes 9 de marzo de 2004 | Año 86 - Nº 29663
Internet Año 9 - Nº 2774 | Montevideo - Uruguay
Inicio
Suscriptores
Reg. de usuarios
Publicidad
Correo
 Noticias
Todos los títulos
Editorial
Nacional
Ciudades
Internacional
Economía
Deportes
Espectáculos
Ecos
 Suplementos
Agropecuario
Cocinemos con Amor
Cultural
De los domingos
Di Candia
Economía y Mercado
Jardines
Paula
Que pasa
Sábado Show
 Producción Digital
América del Sur
La semana en el país
Tiempo libre
Uruguayos
Diarios del mundo
Anuarios
Biblioteca
 Servicios
Clasificados
Carteleras
Buscador
Meteorología
Avisos Fúnebres
Titulares por email
Congresos y ferias
Correo
 Especiales
Carnaval 2003
Carnaval 2004
U. Europea hacia el Este
Tensión EE.UU - Irak
Cumbre de la tierra
Rodó en Inglaterra
Ver todos
 Participación
Foros
Ecos
Correo
Ajedrez
  - Espectáculos
EL MITICO CONJUNTO THE WAILERS REGRESA A LA CAPITAL URUGUAYA PARA PRESENTARSE NUEVAMENTE EN LA ESTACION DE AFE
Guardianes del legado de Marley
Bob Marley vuelve a ser noticia por un importante lanzamiento de sus grabaciones de 1967 a 1972

FABIAN MURO

Vuelven los Wailers. El legendario grupo jamaiquino que acompañó al gran cantautor Bob Marley regresa a Montevideo para un concierto en el mismo recinto que en la primera ocasión, el 9 de noviembre de 2001: la estación de AFE.

Bajo el nombre de Wailers: La Revancha, el combo musical de Kingston se presentará el próximo viernes 12 de marzo en AFE como parte de su breve gira sudamericana, que también incluye una visita a la capital argentina. De acuerdo al productor del espectáculo, Alvaro Gaynicotche, "en esta oportunidad, la banda viene reforzada con más músicos, algunos de los cuales, aún sin haber sido integrantes originales de los Wailers, son unos verdaderos ‘monstruos’, como George Kouakou, que es un excelente tecladista y arreglador de Costa de Marfil y produjo artísticamente uno de los discos de Alpha Blondy".

Sin embargo, las presencias más importantes fuera de la del fundamental Aston "Family Man" Barret, son las de Junior Marvin, quien se sumó a la banda en 1977 para la grabación del álbum Exodus y la de Earl "Wya" Lindo, tecladista esencial del sonido Wailers.

A pesar de que Marley falleció a causa de un cáncer el 11 de mayo de 1981, los Wailers han continuado grabando discos y realizado giras por todo el mundo, llevando la música del jamaiquino a nuevas generaciones. En ese itinerario, un gran número de músicos han integrado las alineaciones presentadas en diferentes ocasiones. Pero la propia historia de los Wailers avala parte de esas constantes mutaciones, ya que los cambios de músicos fueron recurrentes tanto antes como durante el reinado de Marley.

SENDEROS. El núcleo inicial de los Wailers —Robert Nesta Marley, Peter Tosh y Bunny Livingston— se formó en 1963. Por su cuenta o apoyados por otros, el grupo tuvo una importante repercusión en Jamaica. Luego de la llegada de los hermanos Aston y Carlton Barrett —bajo y batería respectivamente— en 1970, la banda se hizo más potente, adquiriendo gran parte de su característico estilo de componer y arreglar las canciones.

El debut internacional para Marley y su banda, Catch a fire fue editado en 1972. El lanzamiento no solo fue el primero del más grande artista del reaggae, sino también el primer álbum del género, ya que antes de Catch a fire, éste solo aparecía en "ensaladas" o simples. Más o menos por esa época también se oficializó el liderazgo creativo de Marley, por lo que el grupo pasó a llamarse Bob Marley y Los Wailers, lo que creó no pocos conflictos con Peter Tosh. Este abandonó el grupo en 1975 para iniciar una destacada trayectoria solista, interrumpida en 1987 cuando fue asesinado.

Las entradas y salidas de diversos músicos a la banda aportaban distintos colores a los temas que aparecieron en los discos. Las presencias constantes y algutinadoras fueron las del propio Marley y los hermanos Barrett (Carlton, como Tosh, fue asesinado en 1987). El bajista, quien junto al guitarrista Al Anderson y Lindo, han reclamado para sí el uso exclusivo del rótulo, rechaza la noción de que los Wailers facturen con el nombre de Marley. En una entrevista para el suplemento argentino No, el músico decía: "Los Wailers son mi banda, yo la formé. La que tocamos es mi música, de mi hermano y de Bob. Eramos socios, desde 1970 en adelante. Hay mucha gente que parece no entender que se trata de mi música, que Bob y yo escribimos muchas de esas canciones juntos. Soy quien las produjo, quien las arregló. También son mis canciones".

Algo de verdad hay en las afirmaciones de Barrett. El bajista es una figura clave del reggae. No solo fue parte esencial de los Wailers, inventado una manera de tocar el bajo ineludible para cualquiera que quiera adentrarse en los secretos del reggae, el dub y el ska. También formó parte de un grupo —The Upsetters— junto a Lee "Scratch" Perry, un artista cuya influencia, como la de Marley, se extiende hasta nuestros días. Basta escuchar el más reciente disco de Gorillaz, el banquete "dub" Laika come home, para darse cuenta de ello.

Desde hace un tiempo, Barrett se encuentra en una disputa judicial con los familiares de Marley por créditos de producción y regalías de ventas y se espera, de acuerdo a lo que informa la propia banda desde su sitio web oficial, que dicha conflicto encuentre una solución. Sea como fuere, el concierto del viernes volverá a traer a Montevideo el legado de uno de los más importantes músicos que haya dado el continente americano.

Un tesoro que sale a la luz pública

Al constatar cómo la música de Bob Marley sigue vendiendo a 23 años de su muerte (algo similar ocurre con la obra de Jimi Hendrix y Tupac Shakur), casi que asusta pensar lo que será el aluvión de reediciones, compilaciones, lanzamientos especiales y toda la parafernalia musical cuando fallezcan Bob Dylan o Prince, músicos que, como lo fuera Marley, son muy prolíficos.

Hace tres años, el sello Island, en conjunto con la trasnacional Universal Music, comenzó el proceso de reedición de toda la discografía de Marley y Wailers lanzada originalmente a través de Island, con diversos aditamentos para el deleite de los fanáticos y los coleccionistas, que son muchos. El debut de Marley y su banda para Island Catch a fire, por ejemplo, vino acompañado de grabaciones antes inéditas que configuraron la base de lo que sería ese álbum fundacional para el reggae.

Ahora se anuncia otro envío de grabaciones. La particularidad del mismo es que se trata de material antes solo conocido por el círculo más allegado a Marley y los coleccionistas, e inédito.

De acuerdo a lo anunciado por el conglomerado mediático, este mes comienza el lanzamiento del material que Marley y los Wailers grabaron para el sello jamaiquno JAD antes de que la agrupación se hiciera mundialmente famosa una vez que fueron fichados por el productor y cazatalentos Chris Blackwell para Island.

En total, se han recuperado digitalmente más de 200 grabaciones —exactamente 211— que abarcan el período 1967-1972 y que completarían la mayor parte de la obra de Marley. Un vocero de la empresa afirmó que "con este lanzamiento, podemos presentarle al fanático y seguidor virtualmente toda la obra grabada de uno de los más prolíficos e influyentes artistas del siglo XX". La afirmación no es descabellada si se piensa, por ejemplo, que cuando la revista Time eligió las mayores obras artísticas del siglo XX para el número especial que cubría el cambio de siglo, el álbum elegido no fue ni de Beatles, Rolling Stones o Dylan, sino el Exodus de Bob Marley.

Entre las canciones que llegarán al mercado a través de esta operación se encuentran algunas clásicas del repertorio de Marley en sus versiones primerizas, como Stir it up o Concrete jungle. Pero es sin duda entre las canciones que antes se guardaban en un cajón que está el mayor atractivo de este lanzamiento.


Tel/Fax redacción digital: 900 2338 - Asistencia al usuario: 903 1986
Plaza Cagancha 1356/204, CP. 11100 , Montevideo-Uruguay
Copyright © EL PAIS S.A. 1918-2014
Imprimir
Enviar nota por correo
Todos los titulos
Tamaño del texto
CLASICOS. Los Wailers secundan a Marley en las épocas de gloria