Domingo 9 de noviembre de 2003 | Año 86 - Nº 29545
Internet Año 8 - Nº 2655 | Montevideo - Uruguay
Inicio
Correo
Publicidad
Reg. de usuarios
 Noticias
Todos los títulos
Editorial
Nacional
Ciudades
Internacional
Economía
Deportes
Espectáculos
Ecos
 Suplementos
Agropecuario
Cocinemos con Amor
Cultural
De los domingos
Di Candia
Economía y Mercado
Jardines
Paula
Que pasa
Sábado Show
 Producción Digital
América del Sur
La semana en el país
Tiempo libre
Uruguayos
Diarios del mundo
Anuarios
Biblioteca
 Servicios
Clasificados
Carteleras
Buscador
Meteorología
Avisos Fúnebres
Titulares por email
Congresos y ferias
Correo
 Especiales
Carnaval 2003
U. Europea hacia el Este
Tensión EE.UU - Irak
Cumbre de la tierra
Rodó en Inglaterra
Ver todos
  - Editorial
Rodolfo Sienra Roosen. En nota del 19 de octubre reclamábamos que "tapujos no" a toda la información relativa a la exhumación de los restos del Dr. Peirano Facio.
Juzguen ustedes

La prensa ya dio los nombres y extractos de las declaraciones de los denunciantes. Ampliaremos con copia del expediente ante nosotros.

I. La denuncia.— La presentan ante el Juzgado Penal de 1er. turno (PN 130 bis 2003) cuatro ahorristas del Banco de Montevideo y uno más, todos médicos. (Dres. Antonio Farcic —único no ahorrista—, Enrique Meerhoff, José Enrique González Amaro, Beatriz Manaro y Eduardo Gutiérrez. Este no ratificará luego la denuncia). Dicen textual y únicamente "que en virtud de existir algunas dudas sobre el fallecimiento del Dr. Jorge Peirano Facio ocurrido en esta ciudad el 20 de abril de 2003 en el Sanatorio Impasa, ponemos en conocimiento del Sr. Juez para que a los efectos tome las medidas pertinentes para investigar la veracidad de los hechos". Y punto. Eso es todo. No hay firma letrada y constituyen un domicilio en la Rambla O’Higgins 5295 (por guía, el teléfono es de Juan José Manaro).

II. Citación.— El Juzgado cita a declarar por teléfono a Meerhoff, González y Manaro. Consta que una Escribana de apellido Barboni se comprometió a citar a los demás.

III. Declaraciones.— Son de tono parecido y se publicaron aquí y en otros medios. Les llama la atención lo que consideran violación de la ley por no haber transcurrido las doce horas entre la muerte y el entierro, la no asistencia de los hijos. Manaro es la más explícita: le niega relevancia a la enfermedad del Dr. Peirano, dice haber hablado con siete médicos de Impasa y personal de enfermería, también dice y algunos de los declarantes lo repiten, que estaba por dictarse una sentencia de reclusión o de procesamiento del fallecido. Nadie les pide que individualicen a los médicos con quienes habrían hablado y todos sabemos que Peirano estaba procesado y recluido al momento de fallecer. Agregan que no hay certificado de defunción. González Amaro califica a Peirano como integrante de "un grupo económico delictivo muy importante", Farcic habla de "grupo delictivo tradicional", Manaro presume que en el cajón pudiera haber "piedras, nadie, otro cuerpo".

IV. Historia clínica.— Oídas las declaraciones el Juez ordena "la ocupación" de la Historia Clínica del paciente en Impasa, adonde se constituye a ese fin con la Médico Forense el 18 de setiembre.

V. Informe forense.— En lo sustancial el informe del 24 de setiembre califica al Dr. Peirano como "un enfermo con un pronóstico muy grave y en dicha situación no es llamativo que falleciera".

VI. Documentación agregada.— Se adjuntan al expediente el certificado y la partida de defunción —todo es regular, todo es correcto— y la declaración del Dr. Santiago Grum que asistió al Dr. Peirano al momento de su muerte. "Los familiares esperaban este desenlace —dijo—. Me acuerdo que la enfermera me llamó y en el monitor no había ritmo cardíaco, no tenía signos vitales, no tenía presión... No había lugar para un procedimiento de reanimación. Era una cardiopatía en fase terminal". También se adjuntan informes de la Policía de Montevideo en los que se da cuenta de la custodia permanente en el Sanatorio y en que se deja constancia que los hijos del extinto, autorizados a ir al sepelio, luego de salir de la cárcel optaron por volver para evitar la presencia masiva de la prensa.

VII. Informe de la Fiscal Ana María Tellechea Reck (30 de setiembre).— Con todo ese material de instrucción el Juez remite el expediente a la Fiscalía. El Ministerio Público, que advierte expresamente que no hay indicios de nada, solicita la inspección ocular y la apertura del féretro "como forma de aventar todo tipo de duda".

VIII. Exhumación.— Por disposición de la Sede, el 8 de octubre a las 16:30 se practica la diligencia cuyo resultado conocemos todos.

Estimados lectores, juzguen ustedes. Temo que si pienso lo que digo no sea sincero y si digo lo que pienso, por ahí me compro un lío.

noticias | tiempo | buscador | avisos funebres | titulares por e-mail | ecos
correo | television | turismo | salud | congresos | clasificados
negocios | cursos | guía de sitios

Copyright © EL PAIS S.A. 1918-2003
Plaza Cagancha 1356/204, CP. 11100 , Montevideo-Uruguay
Tel/Fax: 900 2338

Imprimir
Enviar nota por correo
Todos los titulos
Tamaño del texto